Tostadora vintage

Si te gusta el pan crujiente y caliente, necesitas un tostador, pero si además te gusta la moda, una tostadora vintage le dará un look espectacular a tu cocina.

¿Qué es una Tostadora?

Una tostadora es un pequeño aparato electrodoméstico, de forma cuadrada y fabricada por lo general de metal u hojalata, que se usa para tostar rebanadas de pan, hasta dorarlas o tostarlas. 

Tostadora vintage

¿Cuál es la historia de los panes tostado?

Los egipcios practican el tostado del pan, por necesidad de conservarlo, en el año 2500 a.C. y todo debido a que la humedad le causaba moho y hacia que se perdieran. Ya que ellos no preparaban pan todos los días sino pocas veces al mes, por esto se endurecía, se ensartaban en un instrumento, para consérvalos en la alacena, lejos de los ratones y para ellos lo colgaban.    

Los griegos y romanos tostaban el pan también para que no dañara pero también para agregarlo a la bebida. Era un trozo carbonizado para que el vino redujera su acidez, en España las hogazas o las tortas eran colocadas en pinchos de hierro sobre la llama o las brasas, para luego introducir en el vino, en aceite con ajo y dejar que adquiriera todo su sabor.  

¿Cómo surgen las primeras tostadoras?

Todo esto ocurrió en el siglo XVIII, cuando los estadounidenses se volvieron fanáticos del pan tostado untado de mantequilla o mermelada. Surgiendo así el primer tostador, con dos horquillas que se movían para tostar el pan, pero no duro mucho pues el resultado no era uniforme. Ya que no era fácil de usar pues se calentaba rápidamente.

Para el siglo XIX se usaba una jaula de hojalata y alambre sobre la estufa de carbón, pero igual se quemaba más de un lado que del otro, fue para el siglo XX, que aparece el primer tostador eléctrico; alambres  sin protección, había que estar pendiente para que no se quemaran las tostadas.

En 1909, la General Electric Company lanza su tostadora eléctrica,  un nuevo electrodoméstico sencillo: alambres enrollados por los que pasaba la corriente, sobre a unas piezas y hojas transparentes, que aguantaban las temperaturas, pero se debía dar vuelta con la mano y provocaba quemaduras.   

La Westinghouse mejoro la misma, inventando la tostadora automática, luego un mecánico de Minnesota, Charles Strite, aficionado de desayunar con tostadas la mejoro. Colocando un muelle y un termostato, para el año 1919 patento su invento pero las tostadas salían disparadas, quedando en cualquier lugar menos en el plato de quienes las comerías

La Toastmaster llego en 1926 con un regulador para el tostado y de allí lo que habitualmente conocemos, con unas que otras varíables en sus diseños.

¿Qué son tostadoras vintage?

Las tostadoras indudablemente son el electrodomésticos más usado en la cocina de una casa, los hay de diferentes tamaños y colores pero si realmente le quieres dar un toque muy especial y elegante a tu cocina no dudes es adquirir una tostadora vintage, que reúne todas las condiciones de las tostadoras pero en una pieza auténticas de diseño.

¿Cuáles características debo considerar para escoger una tostadora vintage?

Estas tostadoras son perfectas para darle ese toque de nostalgia y elegancia a tu cocina, combinando diseño y tecnología, por ello debes considerar lo siguiente a la hora de escoger la ideal:

  • Diseño: este estilo se reconoce por su forma redondeada, agujas que señalan el nivel de tostado, los bonitos botones, superficies vintage lacadas o cromadas y sus colores pasteles y el rojo.
  • Material: son elaboradas en diversos materiales plástico resistente, cromados o de acero inoxidable.
  • Número de ranuras: cuentan con dos ranuras casi todas, es decir, dos disposiciones para tostar par de panes a la vez.
  • Niveles de tostado: esto es fundamental, pues indica cuánto se tuestas el pan.
  • Capacidad: dependiendo de los panes que habituamos tostar, es importante tomar en cuenta esto, pues se observa el largo y ancho de la ranura para el pan.
  • Seguridad: que garanticen que su manejo no ocasiones quemaduras.
  • Cuente con una carcasa fría: independientemente cuánto caliente al tostar, la carcasa debe mantenerse fría por si hay niños en casa.
  • Expulse automáticamente el pan: al terminar el tostado el pan se suelte solo.
  • Potencia: lo ideal es 800 a 1000 vatios para lograr tostadas crujientes.
  • Opción de descongelado y calentar: ambas opciones son excelentes, pues a veces cortamos el pan y congelamos para que se conserve, tener esta opción en al tostadora es genial. Así como también la posibilidad de mantener las tostadas calientes mientras llegan los comensales. 
  • Bandeja recogemigas: ideal para recoger los pequeños  desperdicios al tostar, es muy cómodo a la hora limpiar.
  • Color: es un detalle muy importante porque muchos consideran el mismo, para combinar con la decoración de la cocina; lastimosamente los colores y modelos no las hay disponibles para todos. Predominando en las tostadoras vintage: el brillante rojo y los colores pastel: rosa, verde menta, crema o vainilla y azul.

¿Por qué adquirir una tostadora vintage?

Una tostadora vintage otorgara a tu cocina mucho estilo, además son muy distintas de otras, atraerá la atención de quienes visitan tu cocina y hay que recordar que aunque su aspecto exterior sea inspirado en los años 50, su funcionabilidad y equipamiento interno es moderno.

Son muy fáciles de limpiar y muy seguras, además las hay en diferentes tamaños así como para tostar 1, 2 o 4 panes a la vez, para todas las necesidades. Estas tostadora vintage combinan  perfectamente con la decoración que sea: rústica, clásica, moderna hasta minimalista.

Al ser muy pequeña por lo general puedes encontrarla a un costo económico y que no afectara el presupuesto familiar, podríamos decir que el único inconveniente es escoger el ideal entre tanto modelos y colores disponibles.

¿Cuál es la diferencia entre el tostador vintage y las tostadoras tradicionales?

Todo radica en el diseño que recuerdan la época de los 50, ellas son seguras, por su tecnología respetan el ambiente, consumen poca electricidad y son muy duraderas. Por su diseño trasladan a esa época donde sus formas eran redondeadas, sexys, con piezas de calidad cromadas y en hermosos colores pasteles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad